@ET-DC@eyJkeW5hbWljIjp0cnVlLCJjb250ZW50IjoicG9zdF90aXRsZSIsInNldHRpbmdzIjp7ImJlZm9yZSI6IiIsImFmdGVyIjoiIn19@

Propósito, Propuesta de valor y Objetivos de tu negocio, es de lo que hablaremos en este artículo.Muchas veces cumplimos objetivos y llegamos a ellos sin entender el sentido de estos, tal como un vector, lo entendemos como algo “lógico”, que tiene un “sentido” y una “dirección”, pero en ocasiones, no nos detenemos a pensar si es que ellos nos aportan a nosotros mismos y si estos impactan a alguien más.

Entendamos una cosa, cuando hablamos de Propósito, hablamos de diseño, de génesis, de una mirada superior de la estructura, es la razón principal por la cual realizamos todo, es el motivo por el cual emprendemos.

Nada de esto serviría si no tenemos objetivos.

Sin duda que podemos tener un mapa completísimo, en donde exista todo lo que buscamos, pero si no trazamos una ruta, de nada sirve.

Para esto existen los objetivos, y son aquellos que nos ayudan a clarificar nuestras metas a corto, mediano y largo plazo.

Podemos trazar un viaje, que tenga un propósito, pero en él, debemos saber qué cosas deseamos conseguir, para que podamos comprender el camino que recorrimos, saber cómo, cuándo y por qué debemos llegar de un punto “A” a un punto “B”.

Los objetivos en cualquier emprendimiento deben tener las características de ser :

  • Específicos
  • Medibles
  • Alcanzables
  • Realistas
  • y en un Tiempo determinado.

Si, por ejemplo, nos proponemos llegar a los Himalayas en dos días, sin considerar factores como, la distancia, los recursos, las condiciones climáticas, etc., es muy probable que no consigamos llegar a nuestro objetivo.

Es un objetivo específico, es medible y en un tiempo determinado, pero no es realista ni alcanzable. Por eso antes de realizar cualquier viaje, es necesario checkear, nuestras capacidades y recursos y las oportunidades y amenazas externas existentes.

Cuando comenzamos un viaje importante, podemos hacerlo disfrutando el trayecto o no. Si queremos que el viaje valga la pena, nos proponemos a disfrutar cada momento en él. Esta decisión, nos otorga la oportunidad de construir valor en él, para nosotros mismos y para las personas que se involucren con nosotros en él.

En una idea de negocio, un emprendimiento, una empresa, una reunión de negocios o la actividad que sea en que estés involucrado, existe un valor único que entregamos.

¡Es el por qué, tus clientes te eligen!

Es lo que te hace único, independiente que ofrezcas un producto o servicio que ya exista en el mercado. Al final del día, esto que llamamos propuesta de valor, es la que te va a sostener, la que va a permitir, que tu propósito, que tus objetivos, se mantengan en el tiempo y se cumplan.

Digamos que, en términos prácticos, la propuesta de valor es la que explica, como tu producto o servicio, resuelve los problemas del cliente o mejora su situación. (Relevancia) Si nuestra propuesta de valor es fácil de entender y se transmite de forma correcta, debemos preocuparnos de que lo que proponemos en ella, se cumpla y en algunos casos, exceda las expectativas de nuestros clientes.

  ¡Que sea un viaje inolvidable!

Te animamos a que pienses en estos tres conceptos y analices en ellos lo que haces por ti, por tu familia y por tu entorno. Ya sea que eres un profesional, un emprendedor, el dueño o dueña de un emprendimiento, o simplemente una persona, y te hagas las siguientes preguntas:

  • ¿Lo que realizas tiene el sentido y la dirección que quieres?
  • ¿Lo que haces entrega valor?
  • ¿Este valor es percibido por las personas correctas?

Te puede interesar :

Propuesta de valor : AQUÍ

  • Aquí te dejo un link de Facebook para que puedas leer más sobre píxel : AQUÍ
  • El embudo de conversión y su relación con Facebook Ads: AQUÍ

LO MÁS LEÍDO

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

10 + 5 =